Una experiencia donde el límite lo pones tu. Te pueden servir un menú a medida ya sea en un banco de arena aislado, bajo un mar de estrellas o incluso flotando en la piscina. Las posibilidades son muy amplias y los recuerdos serán eternos.