Estamos ante una increíble residencia de 560 metros cuadrados ideal para grupos de amigos o familias. Su majestuosa extensión cuenta con dos niveles donde se encuentra un espacioso dormitorio principal con balcón y vistas al mar, un segundo dormitorio con dos camas individuales, cocina y hasta una bodega y sala de estar. Encontraremos un baño con bañera en la planta de arriba y un baño semi abierto con bañera y ducha exterior en la planta baja.

Sus jardines están lujosamente equipados para crear un oasis de paz y privacidad rodeado de vegetación. Goza de un acceso directo a la playa y una increíble piscina infinita con vistas a la inmensidad del océano. Relájate en sus zonas de estar exteriores mientras disfrutáis de su barbacoa privada.