Esta divertida villa goza de un tobogán en su terraza privada para volver a sentirse como un niño al zambullirse en la turquesa laguna de Maldivas.

Un alojamiento con todas las comodidades, una preciosa piscina y solárium con vistas a la inmensidad del océano, acceso directo a la laguna desde sus escaleras o tobogán, un lujoso baño con bañera y una elegante decoración. ¿Te animas a ser su próximo huésped?